balanza

 El nuevo Código Penal que ha entrado en vigor el  de julio de 2015, introduce una importante novedad de cara a que las sociedades mercantiles o personas jurídicas en general queden exentas de responsabilidad penal.

Esta posibilidad de exoneración de responsabilidad se encuentra en el nuevo artículo 31 bis que contiene los requisitos necesarios:

5. Los modelos de organización y gestión a que se refieren la condición 1.ª del apartado 2 y el apartado anterior deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • 1.º Identificarán las actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos.
  • 2.º Establecerán los protocolos o procedimientos que concreten el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con relación a aquéllos.
  • 3.º Dispondrán de modelos de gestión de los recursos financieros adecuados para impedir la comisión de los delitos que deben ser prevenidos.
  • 4.º Impondrán la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos al organismo encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo de prevención.
  • 5.º Establecerán un sistema disciplinario que sancione adecuadamente el incumplimiento de las medidas que establezca el modelo.
  • 6.º Realizarán una verificación periódica del modelo y de su eventual modificación cuando se pongan de manifiesto infracciones relevantes de sus disposiciones, o cuando se produzcan cambios en la organización, en la estructura de control o en la actividad desarrollada que los hagan necesarios.

Este modelo de prevención implantado se debe hacer por una comisión independiente, aunque puede estar integrada por miembros del Consejo de Administración o Gerencia y se denomina compliance.

Ahora resulta algo novedoso, pero será tan necesario como la implantación del protocolo de riesgos laborales o el cumplimiento de obligaciones con la AEPD, por lo que es un tema a tener en cuenta en las sociedades y personas jurídicas en general.